Asia

8 cosas bizarras para hacer en Bangkok

Eres más raro que un perro verde. Tus colegas no entienden tus gustos y siempre acabas yendo solo a todos sitios porque a ellos les da yuyu acompañarte. Eres un freak de lo bizarro.

Don’t worry baby, en Bangkok tienes tu sitio. La ciudad ofrece mucho más que templos, budas y comida callejera cojonuda. Se podría decir que es uno de los epicentros de la cultura “alternativa” en Asia. Toma nota de estas 8 cosas rarunas que ver en la ciudad:

1. New World Mall

Este centro comercial construido en los 80 iba a ser el más importante de toda la ciudad. Sus 11 plantas cabrearon a mucha gente, y que no podía ser más alto que el Palacio Real. En 1997 demolieron 7 plantas porque eran ilegales, hubo un incendio y el tejado dijo bye bye. Debido a las lluvias, los bajos del centro comercial quedaron inundados creando una piscina natural. Como no, los mosquitos fueron allí en masa. Los vecinos vivían en condiciones nefastas debido a la plaga, así que los pescadores de la zona decidieron llenar la “piscina” de carpas para que se comieran a los mosquitos. La plaga desapareció.

Algunos locales de la zona, a pesar de que el edificio se encuentra cerrado, comenzaron a vender comida para peces, para atraer al turismo. El Gobierno, debido a que la estructura es peligrosa, anunció que va a retirar los peces y demoler el centro comercial. Aún así mucha gente se cuela en el edificio. En uno de los laterales del complejo, donde antes se vendía la comida para peces, hay un reja y una puerta (una madera de quita y pon). Si no conseguís entrar por ahí, podéis rodear el complejo y a mano derecha hay un árbol que podéis trepar hasta el piso de encima.

2. Airplane graveyard

En las afueras de Bangkok hay un cementerio de aviones. Un pequeño desguace donde algunos Boeing 747 están destripados y puedes subirte para explorarlos por dentro. Están prácticamente vacíos, pero las estructuras de los enormes bichos aéreos te transportan a una atmósfera diferente: al primer capítulo de Lost, a unas sangrientas películas de Destino Final o simplemente a una fantasía perversa y psicótica que tienes de ver aviones estrellados.

3. Hajime Robot

¿Has visto Yo, robot? ¿Te molan las pelis donde los robots se vuelven locos y se revelan contra la humanidad? Pues en Bangkok hay un restaurante donde los camareros son robots. Puede que te sirvan un Tom Yum o que te claven un cuchillo, tú eliges. No, en realidad los robots aún no han desarrollado instintos asesinos pero es un sitio curioso. Si vas con niños les encantará el sitio.

Precio: €€-€€€

4. Parque Lumpini

Cien personas. Todos asiáticos. Vestidos con chándal, con cintas en el pelo y haciendo movimientos de lo más arrítmicos. Como un flashmob de aerobic de los años 70. A las 18:00 es puro espectáculo. Cuando suena el himno todo el mundo se congela. Los corredores y ciclistas paran, los que hacen taichí y aerobic paran, los que levantan pesas y reman en el lago también. El parque se encuentra enmarcado entre los altos rascacielos del centro de la ciudad, un pequeño remanso de paz para huir del caos frenético de Bangkok.

5. Unicorn Café

El sitio más cuqui de la ciudad es un mundo de fantasía para los amantes de los unicornios, ¿qué no existen? Pues aquí sí, quizás demasiado. Cuelgan del techo, de los sofás, invaden la carta, comidas y bebidas. Si no sales vomitando arcoiris es porque no has pedido suficiente algodón de azúcar, crepes de colores o cupcakes con cuernos. Incluso puedes alquilar/comprar disfraces de unicornio mientras te tomas una pinky milk sentado en las butacas de colores con brillantes engarzados. Too much?

Precio: €€-€€€

6. Museo forense

De lo más creepy que puedes hacer en la ciudad es pasarte por este museo donde los bebés flotando en formol son lo más guay del mundo. Hay zonas dedicadas a malformaciones congénitas, violadores y asesinos expuestos en vitrinas, restos de accidentes o una sección sobre las víctimas del tsunami de 2004…el paraíso de lo turbio.

Precio: 200 baht

Horario: 10:00-17:00 (cierra los martes)

7. Insects in the Backyard

A parte de los insectos a granel que puedes comprar en los mercados locales o los típicos escorpiones que te intentan colar en Khaosan road para que te saques una foto molona, como de aventurero guay que come escorpiones, ¡jo, qué duro eres!, hay un restaurante que hace fusión moderna de comida tailandesa con insectos. No son cuatro gusanos mal puestos, sino platos elaborados donde prácticamente todos llevan algún insecto, incluso los postres. Tiene una estrella Michelín, pero una cosa, eso de “hay una mosca en mi sopa” no te va a servir aquí.

Precio: €€-€€€

Menú 

Horario: 14.00-23:00 (cierra los miércoles)

8. Mo & Moshi

Las copas de helado más grandes que he visto las preparan aquí. Son monstruosas y llevan mucho más que helado: galletas, barquillo, nata, fruta, gofres… y a saber qué más. Tienes que ir al menos con 10 colegas para poder comerte una sin morir en el intento. Es la versión dulce de las salchipapas, esas bandejas de patatas con veinte mil salsas, pollo, mechada, salchicas, etc. Una guarrada deliciosa.

Precio: €€-€€€

1 comentario en “8 cosas bizarras para hacer en Bangkok”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s