Guías destacadas

 

16 días de relax en Laos Kioto, un viaje al pasado Lo + top de Tokio
Laos es un país que vive a cámara lenta. Todo se desarrolla despacio, se disfruta, se aprovecha cada momento y se contempla la propia existencia. Cientos de mariposas de colores revolotean enérgicamente, las cascadas caen con fuerza, el río zigzaguea con gracia a través de las orillas color chocolate. Los niños van en bici a…Sigue leyendo Kioto es una ciudad a caballo entre el presente y el pasado de Japón. Sus raíces tradicionales hacen que conserve la magia del periodo Edo. Una magia que se puede ver en sus templos, jardines y pagodas. En las delicadas geishas que corretean por sus calles y en el vasto cementerio que sube hasta el templo Higashi Hongan-ji. Kioto es una ciudad dormidaSigue leyendo Chicas vestidas de sirvientas, karaokes, baños inteligentes, cuervos revoloteando y un delicioso y humeante plato de ramen en la mesa. Japón es manga desenfrenado, hombres en traje y jóvenes en uniforme. Ancianos en bicicleta. Edificios recreativos de cinco plantas totalmente llenos de gente de todas las edades, máquinas tragaperras, baile, disparos, cartas, realidad virtual y.…Sigue leyendo

Últimas novedades

 

Geishas, no putas  Dormir en una sleeping bus Entre fronteras: Laos-Tailandia
Las calles bañadas por el rocío del amanecer se desperezan lentamente. No hay ni un alma. En la lejanía se escuchan pasos. Unos zapatos de madera se arrastran rápido contra el suelo de piedra. El sonido recuerda al trote de caballo, pero sutil. Muy delicado. Elegante. Los pasos cada vez se oyen más cerca hasta… Sigue leyendo Los rayos del sol de la tarde comenzaron a deshacerse de su tono dorado, escondiéndose entre las sombras de la noche que estaba por llegar. En la estación había siete u ocho personas, todas distribuidas en sillas de plástico de color blanco, aunque por las manchas pegajosas que tenían más bien eran grises. La gente…Sigue leyendo Si eres de la cofradía del puño cerrado, como yo, y no sueltas dinero ni para invitar a tu hermano pequeño a un helado o comprarle a tus padres algo decente por Navidad, y casualmente estás en Tailandia o Laos y quieres cruzar la frontera, este post va a evitar que tengas que donar un…Sigue leyendo